LUCÍA ESPINÓS BERMEJO

Madrid, 1983. Artista Plástica. Arquitecta por la Universidad Politécnica de Madrid.

Madrid, 1983. 

Artista Plástica. Arquitecta por la Universidad Politécnica de Madrid. 

En el año 2007 viaja a Chile con una beca, allí realiza Orgánico, una amplia serie de acuarela de pequeño formato. Posteriormente, a comienzos del 2008 se instala en México para desarrollar un Ensayo Ilustrado: Los seis sentidos de una mujer, que será el origen de su investigación en el campo de la percepción y la creatividad. 

Su trabajo continúa desarrollándose en países como Brasil, España y Portugal, hasta el año 2013 donde comienza en Chile el proyecto Miralma, un conjunto de obras que realiza por encargo, que buscan desnudar la identidad de las personas a través de la acuarela. En el mismo año tiene lugar su primera exposición individual realizada en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Chile.

Como profesora universitaria dirige durante el año 2014 la asignatura de dibujo Cuadernos de Viaje, donde se pone de manifiesto la capacidad de todas las personas para expresarse a través del dibujo. 

Ese mismo año, realiza Mirárabe, obra Mural de grandes dimensiones para el acceso del nuevo Centro de Estudios Árabes de la Universidad de Chile. Esta obra se ha convertido en un símbolo para el Centro y en parte de su imagen corporativa.

En el año 2015 regresa a Madrid abriendo su Taller particular, en el que desarrolla también un proyecto de Escuela de Desarrollo Creativo, donde un gran número de personas trabajan procesos artísticos guiados por ella.

En Enero de 2017 participa en Open Room invitada por la Galería Montsequi de Madrid, posteriormente la Galería Gaudí representa su trabajo en Art Apart Fair Singapore.

Durante los años 2017 y 2018 se desarrollan dos obras relevantes en su recorrido como la serie de Cuerpo y Cuerpo, obra autobiográfica de diez piezas que tratan lo delicado de la existencia,  y Cabeza dentro de Cabeza, serie de ocho piezas que hace honor a la feminidad,  al discurso complejo que nos define, al arte de la supervivencia. Realiza en estos años numerosas piezas de ilustración por encargo para profesionales y artistas de otras áreas.

Todo su trabajo ha sido expuesto en el C.C Pilar Miró, C.C Paco Rabal, siendo Humana la última exposición realizada en la sala Jose Luis Sampedro del Centro Cultural Galileo. 

Su trabajo responde a una forma de sentir, de componer el tiempo. Su trazo es un juego de líneas que van transformándose al mismo paso que lo hace su consciencia. La necesidad de dilatar el tiempo del dibujo, para dialogar con las formas sin necesidad de definirlas previamente, permite que su trabajo sea detallado y flexible. El método de trabajo es la obra en si misma, la forma de acceder al espacio creativo conectando con dos parámetros fundamentales en su hacer: la honestidad y la belleza. 

El dibujo estructura su pensamiento artístico, le permite dialogar con la composición previamente a la realización de una obra y comprobar el carácter de la misma. Alejada de los discursos previos al acto artístico, prefiere narrar el acontecimiento de una Serie una vez la ha terminado. La reflexión forma parte de su actuar cotidiano, hace que su trabajo tenga sentidos distintos con el paso del tiempo. 

La expresión artística, es para Lucía una necesidad vital, una forma de existir y de hablar consigo misma y con sus necesidades. Es el medio a través del cual es capaz de transformar y de entender sus propias vivencias.

Actualmente trabaja diariamente en proyectos por encargo para otros profesionales y particulares y en su obra personal: Dentro, serie extensa de acrílico y lápiz sobre madera. Ancestros, técnica mixta sobre papel en gran formato. Fábula, proyecto artístico experimental y Geómetra del lugar, pieza de 250 x 160 cm de esta misma Serie trabajado en lana acrílica sobre arpillera. Esta pieza ha sido presentada recientemente en Julio 2020 en el Certámen de Pintura del los balcones Arteleda III, obteniendo el primer premio del jurado.